Acusación constitucional en contra de Sebastián Piñera quedó “en el congelador”



A nadie se le escapa que la última semana que ha tenido el Gobierno de Sebastián Piñera ha sido bastante mala, el requerimiento presentado al TC y las posturas en contra desde la ciudadanía, oposición y parte del oficialismo frente a este movimiento, ha tenido de cabeza al mandatario intentando arreglar la situación. Lo que zanjó hasta el momento este problema, fue la promulgación del proyecto que aprobó el Congreso, para permitir un tercer retiro de los fondos de pensiones.


Pese a ello, todavía queda la acusación constitucional que está preparando parte de los parlamentarios de oposición en contra de Sebastián Piñera. Sin embargo, durante esta tarde varios timoneles afirmaron que esta propuesta quedará “en el congelador”.


Sin ir más lejos, la diputada e impulsora de este libelo, Alejandra Sepúlveda (FRVS), afirmó que “efectivamente, la presión sobre esta acusación ha disminuido, pero no quiere decir que las causas no estén presentes. Creo que la acusación constitucional está en el congelador, no es prudente hacerla hoy, el Gobierno está en el suelo”.


Junto con ella, el diputado del PPD, Ricardo Celis, confirmó esto diciendo que “categóricamente la acusación pierde fuerza desde el punto de vista ciudadano y desde la justificación de las razones. Como bancada del PPD creíamos que se estaban constituyendo elementos que el mismo ministro del TC Iván Aróstica invoca respecto de la obligación del Presidente de entregar seguridad a la población. Pero mi impresión es que, resuelto el tema por el TC, hoy la acusación se relativiza bastante”.


Solamente la diputada de Comunes, Claudia Mix, salió al paso de esto y señaló que “seguiremos trabajando en la acusación, es un peligro para Chile tener un Presidente soberbio, egocéntrico, que no entiende que su prioridad debe ser proteger a los chilenos”.


Por lo que, frente estas dudas y declinaciones, quizás esta semana negra para Sebastián Piñera pueda no tener esta guinda de la torta que muchos esperaban, antes de la promulgación del tercer retiro de los fondos de pensiones.


Por Gabriel Valenzuela