Al menos 54 personas han muerto a manos de militares y policías birmanas



La Oficina de Derechos Humanos de la ONU, señaló hoy que en Birmania, al menos 54 personas han fallecido a manos de las fuerzas militares y policiales de dicho país, tras el Golpe de Estado ocurrido el 1 de febrero.


El ente internacional detalló que “el número real de muertos podría ser mucho mayor, ya que estas son las cifras que la Oficina ha podido verificar”, y añadió que más de 1.700 birmanos “han sido arrestados y detenidos arbitrariamente, en relación con su participación en protestas o participación en actividades políticas”, los que también podrían ser más que los contabilizados.


La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó a las fuerzas de seguridad de la nación asiática a "detener su brutal represión contra los manifestantes pacíficos", y que deben “dejar de asesinar y encarcelar” a quienes protestan.


Tras el Golpe de Estado liderado por militares de Myanmar (Birmania), el país ha protagonizado distintas protestas contra el nuevo régimen, que exigen que retorne la democracia.


Por Bruno Mansilla