Alexéi Navalny es detenido al llegar a Moscú tras recuperarse de un envenenamiento



El líder opositor ruso, Alexéi Navalny, fue detenido en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú por la policía de este país, debido a una orden de busca y captura por violar las condiciones de una pena de cárcel dictada en el año 2014. Recordemos que, el político había sido envenenado hace cinco meses cuando regresaba de un viaje a Siberia y, hasta el momento, los principales sospechosos serían funcionarios del Gobierno de Vladimir Putin.


A su llegada al aeropuerto, Navalny fue interceptado por los policías rusos que le pidieron que los acompañara. Ante esto, el político opositor al Gobierno de Putin se despidió de su esposa y les pidió a los uniformados si podía ir con su abogado, estos se negaron y tomaron al político en solitario, llevándolo arrestado hacia la patrulla que esperaba afuera del lugar.


Antes de ser arrestado, Alexéi Navalny alcanzó a decir que “puedo decirles que estoy completamente feliz de haber regresado y que es mi mejor día en los últimos cinco meses. Esta es mi casa. Todos me preguntan si tengo miedo. No tengo miedo. Voy al control de pasaporte completamente tranquilo”.


Navalny deberá estar recluido en la cárcel de Moscú, mientras su abogado soluciona este caso. Paralelamente, el líder opositor acusa a los servicios especiales rusos del envenenamiento que sufrió el pasado mes de agosto, por lo que la guerra entre estos bandos seguirá con paso firme, hasta que alguno de las dos acusaciones se termine por dirimir y aclarar sobre qué fue lo que realmente pasó.


Por Gabriel Valenzuela