Bravissimo solicitó su quiebra por culpa del estallido social y la pandemia



La cadena de heladerías de Chile, Bravissimo, solicitó su quiebra tras 33 años de historia. En octubre de 2019 intentaron sumar socios a la empresa, pero con el estallido social se frenó todo, además la pandemia provocó que se mantuvieran en los últimos siete meses sin ingresos, lo que generó la mala situación económica dentro de esta entidad.


El ministro (S) de Economía, Julio Pertuzé, al conocer esta noticia, declaró a la radio Universo que “uno lamenta la pérdida de lugares emblemáticos, se va a echar de menos, pero a esos mismos emprendedores decirle también que van a ver instrumentos para poder también reemprender, si ese es el caso que quisieran seguir”.


Según publicó el Diario Financiero, esta marca llegó a tener en su mejor momento 47 sucursales y 1.300 colaboradores a lo largo de Chile. Además, puntualizó que “la nueva competencia, tanto local como de marcas extranjeras, afectó sus resultados, a lo que se sumó una baja rentabilidad de algunos locales ubicados en zonas con poco tráfico. A esto se sumó la apertura de sedes en distintos malls, lo que implicó una millonaria inversión, que no tuvo los resultados esperados”.


Sin embargo, las franquicias que mantengan esta marca podrán seguir funcionando por más tiempo, para la venta de helados o alimentos.


Por Gabriel Valenzuela