El Estado indemnizará con $40M a un hombre que pasó 79 días preso por una violación que no cometió



La Corte Suprema ordenó al Fisco pagar 40 millones de pesos por “una omisión manifiesta, arbitraria e injustificada”, al haber condenado erróneamente a Adrián Zarricueta Toro por el delito de robo con violación. Luego de haber estado 79 días en prisión preventiva, se constató en un examen de ADN que el imputado era inocente de lo que se le acusaba.


Durante la sentencia, el máximo tribunal le otorgó la responsabilidad al Estado por el actuar “injustificadamente erróneo y arbitrario” que tuvo la Fiscalía durante el proceso de investigación.


“No se ha esgrimido ni se vislumbra fundamento alguno que permita revestir de racionalidad a la pasividad (de la Fiscalía) … no puede sino entenderse que el Ministerio Público incurrió en una omisión manifiesta, arbitraria e injustificada”, señaló la Tercera Sala de la Corte Suprema, mientras daba el veredicto de este caso.


“La exigencia de actuación oportuna – que, en el caso concreto ha resultado incumplida – se relaciona con ciertos principios orientadores del actuar del Ministerio Público, tales como la objetividad, la oficialidad y la imparcialidad. En este sentido, de las dilaciones cuestionadas se deriva que no se ejecutaron acciones tendientes a la efectiva realización de una diligencia probatoria esencial para el adecuado esclarecimiento del hecho investigado y, a continuación, no se actuó con el debido celo frente a un antecedente que evidentemente exculpaba al imputado”, añadieron a la sentencia.


En el año 2013 fue cuando Adrián Zarricueta Toro, fue erróneamente acusado de violar a una joven que se encontraba de vacaciones en La Serena, la que sufrió esta vejación por un taxista de esta ciudad. Tras recabar más información, la víctima identificó a su agresor con “un 90% de seguridad”.


Sin embargo, la falta a la que llegó el Ministerio Público, fue no haberle dado importancia a que Adrián Zarricueta Toro había dejado de trabajar en esta línea de taxis hace más de seis meses en ese entonces, y se encontraba trabajando en una empresa constructora del norte del país.


Por lo mismo, Zarricueta se presentó en ese entonces ante la Fiscalía “con la confianza de su inocencia, especialmente porque podía acreditar que se encontraba a cientos de kilómetros de distancia al momento en que ocurren los hechos”.


Pero el Ministerio Público no tomó en cuenta esto y, mucho tiempo después, “sólo una prueba científica solicitada por la defensa aclaró sin lugar a dudas la inocencia de Adrián Zarricueta que, tras ser formalizado por el delito de robo con violación, debió permanecer 80 días en prisión preventiva”, siendo inocente.


Recién en julio del año 2016, Franklin Antonio Narea Mery fue condenado a 20 años de cárcel por ser el verdadero culpable de este delito.


Por Gabriel Valenzuela