Expertos por suspensión del ensayo clínico de la vacuna AstraZeneca - Oxford: “Es común y rutinario”



Mucho revuelo causó hace unos días el anuncio que hizo la farmacéutica AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford, en la que informaron la suspensión de los ensayos clínicos de su vacuna contra el Covid - 19. Según el New York Times, la razón de esta decisión fue porque uno de los voluntarios habría contraído mielitis transversa, un síndrome que inflamó la médula espinal del paciente. Luego de esto, gran parte de la población mundial se preocupó por esta situación, ya que este fármaco es uno de los más prometedores que hay en la actualidad.


Sin embargo, varios científicos y especialistas en la materia salieron a desmentir todos los mitos y problemas que surgieron a raíz de esta preocupación por la suspensión de esta vacuna.


El portavoz de AstraZeneca, Michelle Meixel, declaró que “esta es una acción de rutina que tiene que darse siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos”.


En la misma línea, el periodista y especialista en salud de la BBC, Fergus Walsh, indicó que “a primera vista, puede parecer alarmante: un ensayo de una vacuna -y no cualquier vacuna, sino una que recibe una grandísima atención mundial- se pospone debido a una sospecha de reacción adversa grave. Pero tales eventos no son inauditos. Esta pausa demuestra que están comprometidos con la seguridad de sus voluntarios y con los más altos estándares de conducta en sus estudios”.


Además, el experto en control de enfermedades infecciosas y director del Wellcome Trust, Sir Jeremy Farrar, insistió en que “yo he sido tanto un investigador como un participante en este tipo de pruebas de vacunas y a menudo hay pausa. Pero para mí esto solo subraya lo importante que es que este tipo de ensayos se hagan correctamente, que haya supervisión independiente y que podamos confiar en los reguladores”.


Por lo que, según los especialistas, pese al temor que surgió en torno a esta suspensión, no debería afectar realmente en la calidad de esta vacuna y, de hecho, sólo influiría en “que se retrase el momento de llegada” de este fármaco.


El único escenario que afectaría a la producción de esta vacuna, sería en el que las pruebas que les han realizado a los más de 18.000 mil adultos en todo el mundo, no logren confirmar la seguridad de este producto.


Por Gabriel Valenzuela

Tendencias Informa