La participación laboral femenina de América Latina y el Caribe cayó al 46% en 2020



La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dio a conocer un nuevo informe en el que detalló que la participación laboral femenina de 2020 alcanzó un 46%, lo que significó una disminución de 6 puntos porcentuales respecto a 2019. Mientras que, la tasa de desocupación para este sexo fue del 22%, por lo que aumentó 12,6 puntos porcentuales.


En el documento “La Autonomía Económica de las Mujeres en la Recuperación Sostenible y con Igualdad”, el organismo internacional manifestó que la crisis económica, producto de la pandemia, por la que atraviesan los países latinoamericanos y caribeños “representa en el caso de las mujeres, un retroceso de más de 10 años en su participación en el mundo laboral”.


La CEPAL también estudió a los emprendimientos de la región, y calculó que 2,7 millones de microempresas quebrarán, y que “con estos antecedentes, el escenario para las mujeres comerciantes y productoras es aún más complejo”.


Como soluciones, el informe sugirió a los gobiernos que “se requiere avanzar en un pacto fiscal y de género que esté orientado explícitamente a evitar que se profundicen las brechas de género en el acceso al financiamiento, y cautelar los recursos para las políticas de igualdad de género y derechos de las mujeres”.


Y como medidas específicas para las mujeres emprendedoras, la agrupación recomendó que “es importante diseñar políticas de cierre de brechas digitales, y medidas para sostener la liquidez y así proteger el empleo”.


De no lograr revertir estas cifras, 118 millones de mujeres latinoamericanas vivirán en condiciones de pobreza.


Por Bruno Mansilla