Partido de la Champions tuvo que ser suspendido por insultos raciales realizados por un árbitro

Al finalizar el primer tiempo, el partido de la Champions League entre el Istanbul Basaksehir y el París Saint Germain, tuvo que ser suspendido por insultos raciales propinados por el cuarto árbitro a un asistente del club turco.


Se trata del rumano Sebastian Coltescu que insultó al ex jugador y actual asistente del Basaksehir, Pierre Webó, mientras discutían al final de la primera parte del encuentro.


El club turco abandonó el partido por dicha situación y se espera que denuncie al involucrado por los insultos que realizó. En tanto, el PSG no puso ninguna traba para que se terminase de jugar el partido.