UEFA cambió la sede de la final de la Champions League a Portugal en el Estadio do Dragão



La UEFA cambió la sede de la final de la Champions League a Portugal, debido a la mala situación que está pasando Turquía con la pandemia, país donde se iba a llevar a cabo en un comienzo el último partido de la liga de campeones. En concreto, este partido se iba a realizar en Estambul, pero tras este cambio, pasará a jugarse en el Estadio do Dragão del Oporto.


Según explicó la UEFA en un comunicado, esta decisión se tomó “tras la decisión del Gobierno británico de incluir a Turquía en su lista roja de destinos de viaje por la COVID-19, la celebración de la final allí habría supuesto que ninguno de los aficionados de los clubes pudiera viajar al partido”.


El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, opinó que este cambio se debe a que “los aficionados han tenido que sufrir durante más de doce meses sin la posibilidad de ver a sus equipos en el estadio. Privarles de la oportunidad de vivir la final en vivo no era una opción y estoy feliz por constatar que se ha llegado a un compromiso”.


Esto ya que la UEFA dejará a disposición de los finalistas de la Champions League – Chelsea y Manchester City – 12.000 entradas para que sus hinchas puedan asistir a la final del campeonato de clubes más importante de Europa.


Por Gabriel Valenzuela