Columna de opinión

Fecha de publicación: 9 de mayo de 2021

Basta de Xenofobia: No hay un argumento Sutil ni de pobre Cordero para defender esto

| Gabriel Valenzuela
  Periodista

En menos de una semana presenciamos declaraciones xenófobas por parte de figuras públicas que, sin tomarle el peso real a lo que dijeron, llevaron nuevamente a la discusión de la opinión pública aspectos discriminatorios que deberíamos erradicar desde raíz en nuestro país.

En concreto, me refiero a las afirmaciones del presidente de la Confederación de Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, y a la candidata a la Convención Constituyente por el distrito 12, María Luisa Cordero, quienes de una vez por todas deberían entender que la xenofobia e, incluso, la aporofobia son aspectos que no hacen más que restar a la discusión de las cosas importantes que hay en Chile. 

Por un lado, tenemos a Juan Sutil quien afirmó que “Chile venía creciendo muy bien en ingresos. Empezó a haber migración y eso detuvo el desarrollo y el crecimiento”, lo cual es totalmente falso y me extraña que provenga de alguien como él, que se supone que tiene estudios y experiencia muy relevantes en temas de políticas públicas. 

Porque es muy fácil derribar su argumento, solo cabe mencionar el estudio que realizó el Servicio Jesuita a Migrantes (SMJ), que denominó “impacto de la población migrante en el mercado laboral y arcas fiscales entre 2010 y 2019”, donde dan a conocer que la población migrante ha aportado US$ 4 millones netos al Estado durante todo ese periodo, con temas de impuestos y otras cosas más relacionadas a esto.

El estudio afirma por ejemplo que “tal como señala la Comisión Nacional de Productividad (CNP) en su informe del 2018, no hay evidencia de que los sueldos promedio hayan disminuido su crecimiento durante el período de llegada acelerada de migrantes al país a partir del 2015”.

Y también que “la evolución del desempleo desde 2010 hasta mediados de 2019 no entrega evidencia que vincule la llegada de personas extranjeras en esa década (cerca de un millón de personas en total) con un crecimiento del desempleo. La tasa de desocupación se mantuvo estable en torno a un 7%-8% durante el periodo”. 

Incluso en un informe del Banco Central que emitió en el año 2019, destacan que la llegada de los inmigrantes al país ha ayudado a contener la inflación, a subir menos los sueldos, a crear nuevos puestos de trabajo y dinamizar mucho más la economía. 

Por lo que las declaraciones de Sutil son totalmente falsas y lo único que hacen es dañar y acrecentar problemas discriminatorios que ya había en el país, como lo son la xenofobia y la aporofobia. 

Pero desgraciadamente días antes a esto, se viralizó una frase de la doctora Cordero donde afirmaba “sin ponerse rosada ni arrepintiéndose de nada” que “Chile tiene que ser primero para los chilenos. Hay una vergonzosa situación en el norte del país, porque vienen mujeres a parir, bolivianas y peruanas, a quitarle camas a las mujeres chilenas”, argumento que carece totalmente de sentido y no tiene fundamentos algunos.

Porque según las estimaciones que realizó Fonasa en el periodo 2018 – 2019, después del 2015 – que es considerado el año en el que entró más extranjeros al país – hay 576 mil inmigrantes afiliados al seguro público, de los cuales 119 mil están en el tramo A, por lo que tienen gratuidad en la salud, pero pese a ello, aunque sean muy pocos, de todas maneras, merecen ser tratados en algún establecimiento de salud pública. 

Es un derecho fundamental de las personas la salud, que no se le puede negar a nadie. Incluso voy más allá, me imagino que cuando la doctora emitía las licencias médicas falsas en su tiempo, probablemente pensaba o utilizaba este mismo argumento para restarse de culpabilidades por el delito que cometió. 

Señor Sutil y Señora Cordero los invito a que tengamos de una vez por todas una discusión limpia y sin ataduras, que no los lleven a discriminar a otras personas, porque si están interesados en aportar a este país desde los puestos en los que se encuentran, la dirección que están tomando al tener este tipo de argumentos no son las correctas.