El Arzobispo Celestino Aós emitió este sentido mensaje tras realizar una misa sin el aforo permitido

El arzobispo de Santiago, Celestino Aós, pidió las “más sinceras disculpas” por realizar una misa sin el aforo permitido por la autoridad sanitaria, el pasado viernes. Tras la publicación de unas imágenes, se constató que el eclesiástico ofició una ceremonia en un hogar de ancianos de Lo Barnechea con más de 10 asistentes.


Pero el arzobispo aclaró que la misa no se hizo “en ningún caso con la intención de contravenir las disposiciones sanitarias”. De hecho, enfatizó en el “compromiso de la iglesia de Santiago, de cuidar la salud de todos. Estamos siempre abiertos a la corrección fraterna para superar prontamente esta pandemia”.



Por Gabriel Valenzuela